Villa Romana de Veranes

Veranes, Gijón

Villa romana de Veranes, Asturias. gal-jones Villa romana de Veranes, Asturias. gal-jones

El Yacimiento Arqueológico Torrexón de Veranes está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Está enclavado en una vertiente a media ladera, a unos 150 metros sobre el nivel del mar y se encuentra situada en la Ruta de la Plata, a su paso por el concejo de Gijón.

Villa romana de Veranes, Asturias. gal-jones

La visita se realiza a través de un camino enlosado que desciende hasta el monumento, con diferentes puntos de observación que nos aproximan a sus estancias. Alguno de los espacios conserva parte de sus pavimentos originales. De ellos, destaca el mosaico polícromo de la estancia de representación, protegido por una cubierta que evoca el volumen que en su origen tuvo este ámbito.

 

Al Museo de la Villa Romana de Veranes se accede a través de un edificio de recepción de visitantes.

El lugar era conocido antiguamente por las ruinas de una iglesia visigoda. Las investigaciones posteriores permitieron averiguar que esta se enclavaba sobre una antigua villa romana en uso desde los inicios de nuestra era hasta el siglo V d. C.

Vista general del yacimiento: Se conserva buena parte de la estructura de la villa y fragmentos de mosaico de un salón. También se han hallado sepulcros de la alta edad media.

Villa romana de Veranes, Asturias. gal-jones

 

La villa de Veranes

Una villa romana es una explotación agropecuaria con dos partes diferenciadas: la zona Villa romana de Veranes, Asturias. gal-jonesresidencial o pars urbana y la pars rustica. En la primera vive el señor de la villa (pater familias o dominus) y en la segunda están los espacios dedicados a la explotación del fundus, que es el territorio perteneciente al propietario de la villa que suele concentrar grandes posesiones de tierra formando un latifundio.

Villa romana de Veranes, Asturias. gal-jones

 

Los restos arqueológicos que actualmente se pueden visitar en Veranes pertenecen a la pars urbana de un gran establecimiento de tipo villa que se construyó en el Bajo Imperio (s. IV d. C.) sobre las primitivas ruinas de un asentamiento rústico altoimperial de considerable relevancia. Esta gran casa señorial, perteneciente a un notable propietario, presenta tres fases de reforma y ampliación arquitectónica que se desarrollan a lo largo del siglo IV d. C. La mansión continuó en uso hasta el siglo V d. C.

Villa romana de Veranes, Asturias. gal-jones

LAS VILLAS  ROMANAS:

UBICACIÓN:

1-    Elegir el terreno adecuado basándose en las condiciones climáticas y buscando el lugar idóneo: sobre un pequeño promontorio, en la ladera de una colina o en el aterrazamiento de un río, en lugares de horizonte natural abierto, aunque lo suficientemente protegido como para evitar las heladas del invierno y los fuertes calores estivales. También desaconsejaban su construcción en lugares demasiado altos como la cima de montañas, a fin de evitar la violencia de los vientos y las lluvias, o los demasiado bajos junto a un río, en previsión de posibles inundaciones, o los terrenos embalsados y pantanosos, por insalubres (Varrón, 1, 12,2; Columela, 1, 5,6).

2-    Buscar un suelo fértil.

3-    La presencia de agua era una condición fundamental, necesaria tanto para el suministro de la villa como para el riego de la hacienda.

4-    Buenas comunicaciones para facilitar el transito de mercancías. Era importante estar próximo a una Via Romana pero que se hallase lo convenientemente alejada de la villa como para evitar las molestias causadas por la atención a los transeúntes, muy especialmente las tropas del ejército.

CARACTERISTICAS:

Columela dedica el capítulo VI del libro primero de su “de re rustica” a presentar la villa, articulada desde su origen en tres partes: urbana, rustica y frumentaria.

La pars rustica incluía el lugar de residencia del personal vinculado a la gestión de la explotación, un lugar en el que se estabulaban los animales y un sitio destinado a la guarda de las herramientas empleadas en las labores agrícolas. En su origen también se encontraban en la parte rústica el domicilio del vilicus (capataz encargado de la producción) y del procurador (administrador) si bien con el tiempo, mostrando un cierto decoro, sus alojamientos aparecen ligados a la parte urbana.

Debido a su estrecha relación, la pars rustica y la frumentaria se ordenaban en torno a un patio central, en cuya entrada se encontraba la habitación del vilicus, cerca de donde dormían los trabajadores.

A continuación, se distribuían los almacenes para guardar los utensilios domésticos y herramientas de trabajo, el pozo, la cocina, una estancia superior (fumarium) para secar la leña y envejecer el vino y las letrinas.

La pars frumentaria era el espacio donde tenían lugar las actividades de elaboración, conservación y almacenaje de la producción agrícola: locales destinados a la producción y almacenaje de vino y/o aceite y los graneros (normalmente apartados del cuerpo central para evitar el peligro de incendios y su propagación). Estas estructuras estaban rodeadas por los distintos cultivos que se plantaban en la villa: huertos de hortalizas, viñedos, olivar, prados, etc.

Solía contar, además, con un edificio reservado al dueño de la finca para el caso de que quisiera pasar alguna temporada en el campo.

Las manifestaciones artísticas adquieren gran desarrollo en ese tipo de casas tanto en la rica articulación de espacios en torno a patios porticados o galerías abiertas al paisaje, como en la ornamentación. Se pavimentaban con mármoles, mosaicos y pinturas. Y solían estar rodeadas de un jardín con fuentes y estanques.

Web consultada: http://www.the-romans.co.uk/domestic_architecture.htm

YACIMIENTO de VERANES:

Accesos: La villa romana de Veranes se sitúa a 12 km de la ciudad de Gijón. Se accede a ella por la AS-18, salida 17.

Horario:        Octubre-abril: martes a viernes, 10.00 a 17.00 horas; sábados, domingos y festivos, 11.00 a 18.00 horas.

Mayo-septiembre: martes a viernes, 10.00 a 20.00 horas; sábados, domingos y festivos, 11.00 a 20.00 horas

Días de cierre:        Lunes, 1 y 6 de enero, Martes de Carnaval, 1 de mayo, 15 de agosto, 24, 25 y 31 de diciembre

Entrada:    2,5 € ;   domingos: entrada gratuita

Esta entrada fue publicada en Asturias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *