Venecia, vida en el Gran Canal

Venecia y el Gran Canal

De nuevo en Venecia… jamás me cansaré de recorrer sus calles tan llenas de historia, de navegar por el Gran Canal desde la Plaza de San Marco y Santa Maria della Salute hasta la Plaza de Roma pasando bajo el Puente de Rialto, dejando a derecha e izquierda cientos de palacios …

LA  VIDA  EN  VENECIA

EL  GRAN  CANAL

SAN  GIORGIO

SAN  MARCO

CALLEJEANDO  POR  VENECIA

MURANO  Y  BURANO

Historia de Venecia:

Texto   http://www.venecia.es/arquitectura-y-arte/la-historia-de-venecia.htm

Aunque al principio del cristianismo la laguna ya estuviera poblada por pescadores y cazadores, la verdadera colonización es del siglo V, cuando los habitantes de la tierra firme se trasladaron a las islas para escapar de las invasiones de los bárbaros, primero de los hunos y luego de los Longobardos. La confederación de la Laguna no era independiente, sino que le debía fidelidad al Imperio Bizantino, y el año 812 pasó a ser una de sus provincias. Constantinopla le concedía a Venecia privilegios porque era un punto importante para el comercio entre Oriente y Occidente. Cuando Carlomagno y el emperador de Bizancio firmaron el tratado de Aquisgrana, la influencia de Bizancio se vio muy reducida, como demuestra el hecho que el año 828 los venecianos le robaron a Alejandría el cuerpo de San Marcos, al que nombraron patrón de la ciudad, sustituyendo a San Teodoro. En el año 1000, el dux consiguió frenar muchos asaltos de piratas eslavos, y esta victoria se celebró con las bodas entre Venecia y el Mar, para confirmar su supremacía en auge. El poder de Venecia aumentó mucho gracias a las cruzadas, sobre todo con la cuarta, en 1204, en la que los venecianos utilizaron a los cristianos como mercenarios para derrotar a Constantinopla. Después de esta victoria, Venecia se aseguró el control del comercio y se convirtió en una de las potencias más importantes de la época.

Texto  http://www.ancient-origins.es/lugares-antiguos-europa/la-construcci-n-de-venecia-la-ciudad-flotante-002421

Venecia, es conocida por varios nombres y uno de ellos es el de “ciudad flotante”. Esto es debido al hecho de que la ciudad de Venecia está formada por 118 pequeñas islas conectadas por numerosos canales y puentes. Sin embargo, los edificios de Venecia no fueron construidos directamente sobre las islas, sino que fueron levantados sobre plataformas de madera apoyadas en estacas de madera clavadas en el suelo.

La historia de Venecia comienza en el siglo V d. C. Tras la caída del Imperio Romano de Occidente, los bárbaros del norte fueron saqueando los primeros territorios de Roma. Para huir de estos asaltos, la población veneciana de tierra firme escapó hacia los pantanos cercanos y encontró refugio en las islas arenosas de Torcello, Iesolo y Malamocco. Aunque al principio los asentamientos fueron temporales , gradualmente se habitaron las islas de forma permanente. Para dar  una base sólida a sus edificios los venecianos primero clavaron las estacas en el suelo arenoso. Entonces, costruyeron encima las plataformas de madera y, por último, los edificios se levantaron encima de estas plataformas. Un libro del siglo XVII, que explica en detalle el procedimiento de construcción en Venecia, muestra la cantidad de madera necesaria y, según ese libro, cuando se construyó la iglesia de Santa Maria de la Salud, fueron colocadas bajo el agua 1.106.657 estacas de madera, cada una de 4 metros de longitud. Este proceso llevó dos años y dos meses. Además, la madera debía ser traída desde los bosques de Eslovenia, Croacia y Montenegro y ser transportada hasta Venecia por vía marítima. Por tanto, podemos imaginar la magnitud de tal proyecto.

El uso de madera como estructura de soporte puede sorprender, ya que la madera resulta por lo general menos duradera que la piedra o el metal. El secreto de la longevidad de las bases de madera de Venecia radica en el hecho de que están sumergidas bajo el agua. El desgaste de la madera es causado por microorganismos como bacterias y hongos pero, como en este caso, el soporte de madera está sumergido bajo el agua, no se halla expuesto al oxígeno: elemento imprescindible para la superviviencia de los microorganismos. Además, el flujo constante de agua salada alrededor y a través de la madera, la petrifica con el tiempo, convirtiéndola en una estructura endurecida, similar a la piedra.

Al formar una ciudad rodeada de agua, Venecia poseía una clara ventaja sobre sus vecinos de tierra firme: estar resguardada de posibles invasiones enemigas.

Autor: Ḏḥwty

Este articúlo fue publicado originalmente en inglés en www.ancients-origins.net y ha sido traducido con permiso.    Fuentes

Lansing, M. F., 2012. The Story of Venice. [Online]
Disponible en:
http://www.mainlesson.com/display.php?author=lansing&book=patriots&story=venice

Merali, Z., 2002. Saving Venice. [Online]
Disponible en:
http://www.scientificamerican.com/article/saving-venice/

Esta entrada fue publicada en Venecia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *