Las Arribes del Duero

Las Arribes del Duero Marzo 2012 Tengo que comenzar confesando que este viaje fue improvisado.

Contábamos con tres días libres, pero meteorológicamente el tiempo era incierto en la península, por lo que tuvimos que esperar al último día para decidir a donde ir sin tener un gran riesgo de lluvia.

Por esta razón decidimos ir a Las Arribes del Duero sin preparar antes el viaje.

Siempre ha sido para mí una parte especialmente  importante  de  un  viaje, por  corto  que este sea, su preparación: el estudio de lo que me recomiendan ver, la arquitectura, historia, paisajes  naturales,  zonas  de  ocio…  y  si  encuentro  alguna  información  de  lugares  con interés fuera del circuito turístico me lanzo en su búsqueda sin pensarlo.

Pues bien, este viaje a Las Arribes adolece de preparación. Es pura improvisación.

Como punto de  partida tomamos  Fermoselle  (Zamora) haciendo de frontera con Portugal gracias al río Duero y limitando al Sur con Salamanca mediante el río Tormes. Llegamos a la puesta del sol.

Hemos  estado  en otras ocasiones  en  Fermoselle,  por  eso  dejo  unas cuantas fotos y la expresa recomendación de que dediques  unas horas a  recorrer  un  pueblo, lleno de bellos rincones, declarado con razón conjunto histórico-artístico en el año 1974.

Texto  de  wikipedia:

El interior de la villa destaca por sus quebradas, estrechas y empinadas sendas. Las calles se deslizan tortuosas entre edificaciones que han mantenido el sabor popular, y se han levantado en armonía con su paisaje, sobre la roca granítica que como es casi imposible de horadar, se incorpora a las construcciones. Las calles, de evocadores nombres: el Guapo, la Amargura, el Portal o las Tenerías, se enlazan sinuosas, uniéndose en la calle Requejo, la que fuera corazón comercial de la villa. Esta vía, que cruza longitudinalmente el caserío va entrelazando las distintas plazas: la Fontanica, donde la gente iba a por agua, la plaza del Cabildo, junto a la iglesia y finalmente plaza Nueva o la plaza del Ayuntamiento, cogollo de la villa y lugar de celebración de todos sus grandes acontecimientos… hasta corridas de toros ha presenciado. Las calles de la Nogal y el Montón de Tierra, con sus fuertes pendientes y su empedrado típico en perfecta continuidad con las fachadas de las casas, son algunos de los rincones más sugerentes de Fermoselle. En ellas, los arcos de medio punto dejan paso a un entramado laberíntico de bodegas que fueron excavadas con esmero en casi todo el subsuelo de la villa.

carpas arconovo fermoselle 1

Es especialmente singular el aprovechamiento que se hace de los materiales rocosos. El granito, que aflora en cualquier parte, es empleado en cimientos y cierres. Varias iglesias y construcciones religiosas se dispersan por el pueblo, emergiendo sobre las ondulaciones del terreno, como la iglesia de Santa Colomba en el barrio del mismo nombre que durante años estuvo completamente separado de la villa antigua, la ermita de la Soledad, rica en detalles arquitectónicos, San Albin, y la Cruz, quizá un santuario precristiano; o la Iglesia de la Asunción.

carpas arconovo fermoselle

Nuestro  amigo  Luis  Álvarez  Regojo, insigne  hijo  de Fermoselle, hizo de Cicerone a distancia para nosotros… y entre otros lugares nos recomendó el bar España, famoso por sus tapas de champiñón.  No es mi  costumbre  citar lugares de hosteleria, pero en este caso  voy ha hacer una excepción.  Aunque el local  en un primer  momento  pueda  parecer anclado  en los años  60  no debemos  desanimarnos   pues   su  propietaria  merecería  una estrella Michelín. Se llama Mar Marcos y es una apasionada de la cocina. Por si te interesa, tiene un blog:

                                          http://artesaniaalimentaria.blogspot.com.es/

donde informa de algunas de sus recetas. Me gustaría que añadiera la del revuelto de setas tan exquisito que nos preparó. Muchas gracias Mar.

carpas arconovo fermoselle 3

Antes  de  abandonar   Fermoselle   nos acercamos hasta la ermita de La Soledad  y después hasta la ermita de Santa Cruz.

carpas arconovo fermoselle 2En  Fermoselle  encontrarás unas cuantas    RUTAS de SENDERISMO    muy   bien señalizadas.

Por  indicación de  Luis  Álvarez  Regojo  tomamos  la  carretera   CL-252   entre Fermoselle y Trabanca, pasando  por  La Cicutina y el puente de San Lorenzo sobre el Tormes. Es un valle impresionante en Los Arribes – en Sayago, Arribes es masculino-.

Nos detuvimos en Trabanca para visitar el Parque Temático de Construcciones Populares, 10 kilómetros cuadrados de la arquitectura civil y tradicional de la zona, pero estaba cerrado.

Seguimos hasta la presa de Almendra, una de las mayores de nuestro pais y excepcional en cuanto a su construcción ya que está conformada por tres tipos de presa:

1.- En el tramo central es una presa de hormigón, tipo bóveda con doble curvatura. Su altura es la mayor de Europa Occidental, 202 metros.

2.- En la margen izquierda tenemos una presa de gravedad de escollera.

3.- En la margen derecha existe un tramo de presa de gravedad de hormigón con contrafuertes.

carpas arconovo arribes presa

Volvemos de nuevo a  Trabanca   para  continuar  por  la  carretera   CM – 124   hasta  llegar a Villarino. Seguimos hasta Pereña: pequeña población con antiguas casas de granito y una iglesia que posee una espadaña asimétrica muy original.

                   

 carpas arconovo arribes 2     carpas arconovo arribes 1

Teníamos intención de llegar caminando al “Pozo  de  los  Humos”  ( 2  km)  donde  se encuentra   una  imponente  cascada  de          45 m.  del  río  Uces, pero en el pueblo nos desanimaron ya  que en este  momento no lleva apenas agua.

Lo   que  si  nos  sugirieron fue  la  visita  al mirador de la Ermita de Nuestra Señora del Castillo, a unos pocos kilómetros de Pereña por una pista. Se trata de un cerro con una ermita  y una maravillosa vista sobre el Duero.

  

Próxima  parada:   Aldeadávila  de  la  Ribera.

Recorremos  el  pueblo, la Ermita de la Santa es el inicio de un  estupendo  sendero  hacia  el  mirador  de  Rupitin …  y saliendo del pueblo llegamos hasta el salto de Aldeadávila.

             No dejes de verlo, te impresionará. Hay un pequeño aparcamiento en el Picón de Felipe, y a pocos metros el mirador del Fraile que se asoma sobre el  Duero  en  un cañón abrupto y escarpado de cerca de  500 m   de  altura.

Más  tarde   bajamos  hasta  el  río,   por  el poblado de Iberdrola, casi hasta la pantalla de la presa. Todo este recorrido lo hacemos bajando   una  ladera  de  fuerte   pendiente donde llama poderosamente la atención que se  encuentra  llena  bancales  ( terrazas   de  cultivo   tradicional   trabajadas   sobre   las  laderas  de  la  montaña )   de piedra hechas  con   infinita   paciencia   de   forma    sabia  para  aprovechar   el suelo en su totalidad, plantando olivos, almendros, frutales o vides.

No tenemos tiempo para detenernos en cada lugar que nos   gusta,  por  lo  que  seguimos  nuestra  ruta  hacia Saldeana,   donde   visitamos   el   castro   del   Castillo, paseamos   someramente   por   el pueblo   y    continuamos     hacia Lumbrales pasando por el Puente Resbala (carretera DSA-573) sobre el río Huebra.

   

En Lumbrales cenamos y dormimos. Cuenta con una original plaza mayor y con un par de verracos de granito en sus calles.      A pocos kilómetros está el Castro de Las Merchanas, asentamiento vetón, prerromano. La visita al castro es libre. A su interior se accede por la puerta meridional. Diversos carteles con información histórico-arqueológico sobre el yacimiento marcan el itinerario de visita.

Para llegar tienes que tomar la carretera comarcal CV-16 hacia Bermellar, en el punto kilométrico   4   coges   un   camino correctamente señalizado  que sale a la derecha. Desde el aparcamiento hasta el castro hay un bonito paseo de 1 Km.  con reconstrucciones de chozos y cabañas, hasta llegar a un mirador informativo. Algo más adelante   está   el   viejo   molino,   una reconstrucción   hipotética   del   molino hidráulico.

  

El castro está rodeado, en su mayor parte, por una gruesa muralla construida sobre roca natural compuesta por sillarejo de granito en seco muy bien ajustado.

Nuestro camino continua hacia el muelle fluvial de Vega  Terrón,  pasando   sin   detenernos   por    La Fregeneda. En el  muelle  esperabamos  subir a  un barco para recorrer parte de Las Arribes desde el río, pero estamos fuera de  temporada  y  no  hay  ningún barco operativo en el Parque.

De todas formas el lugar es  precioso  y  bien vale una visita: se trata de la confluencia del Duero  con  el  río  Águeda  conformando  la frontera con Portugal.

Cruzando el puente internacional entramos en Barca d´Alba (Portugal). Subimos por la ladera portuguesa en el  Parque Natural  do Douro Internacional para adentrarnos en la Ribeira do Mosteiro, una carretera imposible, solo para intrépidos, en un valle cerrado con un fuerte precipicio, sin pintar, estrecha…

         

Se trata de una formación cuarcítica conocida como  Sinclinal de Poiares (el pliegue de la foto es impresionante), atravesada por la antigua calzada romana de Alhajares  y  con  un  puente medieval (ponte do diablo o do Candedo).

Siguiente parada en Portugal:     Vila Nova da Foz Côa .            Se trata de  ver  el  museo  de  los  petroglifos  y  acercarnos  hasta   el yacimiento  que  cuenta  con  el  mayor  número  de grabados prehistóricos al aire libre, declarado  Patrimonio  Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

De camino a España disfrutamos de esta puesta de sol en Almeida (Portugal):

Entramos a España por Ciudad Rodrigo, donde pasamos la noche.

Desde  Ciudad  Rodrigo, por  la  carretera  SA-324   llegamos  a   San  Felices  de  los Gallegos,  Villa   situada   en  Las  Arribes,  declarada Conjunto Histórico Artístico en 1965.

Monumentos y Arquitectura Popular que vemos en esta interesante localidad :

 Castillo y Cerca Vieja
Iglesia “Nuestra Señora entre Dos Álamos”
Convento de la Pasión
Ermita del Cordero
Ermita del Rosario
Arco del Puerto
Torre de la Campanas
 

Dejo este corto video con fotos nuestras de San Felices:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=OKfkEQS9bYY&feature=channel]

Desde aquí recomiendan las siguientes  rutas de senderismo :

Puente de los Franceses. GR 14.1
Mesa del Conde
Puente de la Rodavila
Castro de Castelmao
 

Por último, antes de terminar el viaje, mas por falta de tiempo que por las ganas de continuar, decidimos visitar el castro de Yecla de Yeltes.

 
Esta entrada fue publicada en Castilla y León y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Las Arribes del Duero

  1. Me encanta la descripción que has hecho por los arribes. Para ver más información, te aconsejo que visites mi blog http:/senderismoarribes.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *