Lagunas de Ruidera

Parque Natural de las lagunas de Ruidera, 1979

Declarada Zona de especial protección para las aves en 1988

Reserva de la biosfera de  la mancha húmeda en el año 1981

Superficie: 3.772 hectáreas.

Provincia: Ciudad Real y Albacete.

Comunidad Autónoma: Castilla-La Mancha.

Clima: Mediterráneo templado.

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera está considerado uno de los espacios naturales húmedos más interesantes y bellos de la Península, se caracteriza por las caídas de agua que engarzan unas lagunas con otras.

Las lagunas son el drenaje natural de una buena parte del acuífero del campo de Montiel. La extensión de las lagunas es pequeña, salvo alguna excepción (lagunas San Pedro, Colgada y del Rey) y su profundidad es variable en función de la climatología.

En el límite de las provincias de Albacete y Ciudad Real, y en medio del extenso Campo de Montiel, nos encontramos, casi sin previo aviso con un oasis de agua y vegetación; el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, en cuyo punto más alto, la Cabeza de San Pedro se encuentran el Castillo de Rochafrida y la Cueva de Montesinos.

Hay señalizadas varias rutas:

– Senda del Castillo de Rochafrida: Distancia: 4,3 km.  Tiempo: 1 hora 15 minutos.  Desnivel: 30 m. Se trata de llegar hasta las ruinas de un pequeño castillo del siglo XII construido por los almohades.

– Ruta de la Laguna Blanca: Distancia: 8 km ida / 8 km vuelta. Desnivel: 60 m. Tiempo. 2 horas. Por el camino encontramos una central eléctrica abandonada, el nacimiento del río Guadiana y la laguna blanca, la 1ª y por tanto la más alta de todas.

– Senda del Pie de Enmedio: Distancia: 6 km. Tiempo: 1 hora 30 minutos. Desnivel: 75 m. este paseo nos permite ver rocas kársticas, antiguas tobas , denso carrizal, una cantera abandonada de yeso, monte mediterráneo…

-Senda de la cueva de Montesinos: Distancia: 1,5 km (ida y vuelta). Tiempo: 45 minutos. Desnivel: 75 m. Empieza la ruta detrás de la ermita por la empinada Cuesta de la Almagra, llamada así por la presencia de rocas con hierro, de intenso color rojo, para terminar en la cueva que hizo famosa Cervantes.

En una superficie de 4000 hectáreas se reparten dieciséis lagunas que escalonadamente forman cascadas y torrentes que van desde los primeros manantiales que emanan en la laguna Blanca hasta llegar a las lagunas bajas y el Pantano de Peñarroya. En primavera, el exuberante colorido de una abundante y variada vegetación, recibe a un innumerable número de aves acuáticas. El agua alcanza en esta época su máximo caudal y fluye de una laguna a otra formando en algunos casos pequeñas cascadas.

     

Las lagunas son el drenaje natural de una buena parte del acuífero del campo de Montiel. El bicarbonato cálcico presente en las aguas de infiltración subterránea del acuífero forma precipitados de caliza (denominados tobas) cuando las aguas afloran en las lagunas. Se forman así las cascadas que separan las lagunas y que dan a este paraje las espectaculares caídas de agua que unen unas lagunas con otras a lo largo de 25 kilómetros.

       

 El desnivel existente entre la primera laguna, denominada La Blanca, y la última, La Cenagosa, es de 120 metros. La extensión de las lagunas es pequeña, salvo alguna excepción (lagunas San Pedro, Colgada y del Rey) y su profundidad es variable en función de la climatología, llegando incluso a secarse en las estaciones secas.

En Ruidera es interesante visitar el centro de información,  donde encontraras amplia información sobre el parque y sus valores  naturales. El edificio se ubica en un solar de la antigua Fábrica de Pólvora, en la Avenida de Castilla La Mancha s/n ( 926 528 116 ).

Conviene no abandonar Ruidera sin acercarse al Hundimiento, una fractura del terreno que da lugar a una hermosa cascada. Al Hundimiento se llega tras un corto paseo, no más de 200 metros, partiendo desde el puente que se encuentra a la entrada o a la salida de la localidad, según se mire. Una pista de tierra, que bordea el cementerio, lleva enseguida al mirador desde el que se contempla esta fantástica caída de agua, pequeña, pero muy hermosa.

Esta entrada fue publicada en Castilla La Mancha y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *