Colinas del Campo

Ruta: Colinas – Campo de Santiago

León

Fecha:  Noviembre de 2010

Distancia aproximada:  17 km (ida y vuelta)

                                               42°46′07″N    /   6°17′30″O

    

 

Comienzo: Colinas del Campo  

Dificultad: media-baja

Desnivel: 600 m.

Tiempo: 2 horas (ida)

Distancia recorrida: 16 km.

Llegada: Colinas del campo

 

El pueblo de Colinas del Campo de Martín Moro Toledano, fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico en 1994.

Colinas está situado a 980 m. de altitud y ubicado en la Sierra de Gistredo, te recomiendo que pasees por sus calles, observando con detenimiento su rico patrimonio arquitectónico. Justo antes del pueblo hay un aparcamiento donde debes dejar el coche, pues a Colinas solo pueden acceder los vecinos.

Dejamos atrás el pueblo llevando a nuestra izquierda el río. No hay pérdida: pronto encontramos  un cartel con toda la información de la ruta. Después de caminar un kilómetro encontramos la fuente de san Juliano, con agua potable.

Casi todo el recorrido se realiza muy cerca del Río Boeza entre abundante y variada vegetación: arándanos, tejos, acebos, robles, avellanos, abedules… y algunas cascadas más o menos importantes. No encontramos ningún problema con muros o alambradas. En algunos tramos el sendero es irregular y pedregoso, pero el principal problema que encontramos es el agua. En muchos tramos nos vimos obligados a meternos en el barro para poder pasar y tuvimos dificultad con los arroyos.

El  Corral  de  las  Yeguas  que  puede  haber sido un antiguo asentamiento prerromano nos acerca hasta una  gran  llanura  de  más  de  2 km de longitud y a 1.499  metros  de  altitud, rodeado de montañas que sobrepasan los 2.000 m: el Campo de Santiago, con la Ermita dedicada a Santiago Apóstol a su entrada. El recorrido  se  hace  cómodamente  en  dos  horas y media, aunque hay tramos con pendiente algo pronunciada. En esta gran campa de origen glaciar, nace el río Boeza.

La ermita fue levantada en honor a Santiago para conmemorar la victoria obtenida por el rey de león Ramiro II sobre las tropas de Almanzor, en la batalla que se libró en este lugar según cuenta la leyenda. En realidad esta ermita que contemplamos hoy, se construyó sobre la anterior del siglo X.

Leemos en el cartel de la ruta:

“Los orígenes de esta ermita se pierden entre la leyenda, los cuentos y la imaginación.
Cuentan que en este campo se libró una importante batalla entre las tropas del caudillo árabe llamado Martín Moro que venían del sur y las tropas del norte del rey cristiano Ramiro II. Tan igualada fue la lucha entre sarracenos y cristianos que estos tuvieron que ser ayudados por el apóstol Santiago Matamoros, que descendió en su blanco caballo en ayuda de los suyos. En honor a Santiago y como recuerdo de esta contienda  se levantó esta ermita y aún hoy se recuerda este campo con los nombres de los comandantes de ambos ejércitos: Martín Moro y Santiago.
Mas real parece el origen de la ermita en honor al apóstol Santiago en este valle, al ser una vía de peregrinación hacia Santiago de Compostela conocida como el Camino Compostelano Montañés.
La ermita se derrumbó en 1796 siendo reconstruida tal y como se conoce en la actualidad en 1858 gracias a la ayuda de los vecinos de los pueblos de Colinas y Fasgar. Ambas localidades celebran cada 25 de julio, festividad de Santiago Apóstol, una romería a la ermita en honor de su patrón.”
 

Las tropas musulmanas iban comandadas por Martín Moro, natural de Toledo. De ahí el nombre del pueblo: Colinas del Campo de Martín Moro Toledano.

 Desde este lugar volvemos a Colinas del Campo, en dos horas, descendiendo. También podemos seguir hasta Fasgar por un camino algo mejor y más o menos a la misma distancia pero como Fasgar se encuentra en el Valle Gordo, en Omaña, si hemos ido en coche necesitaremos que alguien nos lleve hasta Colinas.

                                                   

El dia 11 de Mayo de 2011, un amigo anónimo me envió este correo para aclarar e informarme sobre la historia de Colinas del Campo. Aquí la dejo para conocimiento de todos:
 
< La historia que que has contado puede ser verdad, pero yo te voy a contar otra que también puede ser verdad, cuando echaron a los moros de España (voy a omitir nombres y fechas, por ser aburridas, pero están documentadas), pues de estas tierras de Colinas no había quien echarlos, y dijo el rey “que era mas difícil echar a los moros que cazar un oso vivo”, pues bien, los vecinos de Colinas, Los Montes,y Urdiales, cazaron un oso vivo, se lo llevaron al rey y le dijeron, “Majestad, aquí tiene el oso vivo, denos medios y ayúdenos y echaremos a los moros” y el rey y los vecinos de estos pueblos tramaron un plan y echaron a los moros. La extrategia para echarlos fue muy sencilla, una noche de luna nueva, todos los vecinos que estaban útiles entraron por las laderas con teas encendidas y tirando rocas, y como es lógico los moros que vivían en lo que hoy llamamos el corral de las yeguas, (de aquella Villa de Armenia), aún se ven los asentamientos, corros de piedras donde tenían las chabolas, pues salieron a campo abierto, que es lo que hoy llamamos Campo y allí estaban las fuerzas del rey y los fueron atrapando a todos como conejos, esa fue la tremenda batalla que ocurrió allí, evidentemente fue un éxito y el rey premió a los vecinos de estos pueblos con unos privilegios que están documentados en un libro de “los privilegios de Colinas” que está en el Archivo de Tordesillas, estos privilegios eran que los mozos no hacían el servicio militar, no pagaban impuestos, etc. etc. y como fue tan fácil o salió bien en agradecimiento y dando gracias a Dios construyeron la ermita y se había aparecido Santiago montado en un caballo blanco, bueno eso lo dejo para el que crea eso, a mi me cuesta creelo, no digo que no fuera así, a la razón del que lo lea lo dejo, bueno esta historia se cuenta, mas o menos, ademas como dije de lo que está documentado y las huellas que aún quedan.>

Esta entrada fue publicada en Castilla y León y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a Colinas del Campo

  1. anonimo dijo:

    La historia que que has contado puede ser verdad, pero yo te voy a contar otra que también puede ser verdad, cuando echaron a los moros de España (voy a omitir nombres y fechas, por ser aburridas, pero están documentadas), pues de estas tierras de Colinas no había quien echarlos, y dijo el rey “que era mas difícil echar a los moros que cazar un oso vivo”, pues bien, los vecinos de Colinas, Los Montes,y Urdiales, cazaron un oso vivo,
    se lo llevaron al rey y le dijeron, “Majestad, aquí tiene el oso vivo, denos medios y ayúdenos y echaremos a los moros” y el rey y los vecinos de estos pueblos tramaron un plan y echaron a los moros. La extrategia para echarlos fue muy sencilla, una noche de luna nueva, todos los vecinos que estaban útiles entraron por las laderas con teas encendidas y tirando rocas, y como es lógico los moros que vivían en lo que hoy llamamos el corral de las yeguas, (de aquella Villa de Armenia), aún se ven los asentamientos, corros de piedras donde tenían las chabolas, pues salieron a campo abierto, que es lo que hoy llamamos Campo y allí estaban las fuerzas del rey y los fueron atrapando a todos como conejos, esa fue la tremenda batalla que ocurrió allí, evidentemente fue un éxito y el rey premió a los vecinos de estos pueblos con unos privilegios que están documentados en un libro de “los privilegios de Colinas” que está en el Archivo de Tordesillas, estos privilegios eran que los mozos no hacían el servicio militar, no pagaban impuestos, etc. etc. y como fue tan fácil o salió bien en agradecimiento y dando gracias a Dios construyeron la ermita y se había aparecido Santiago montado en un caballo blanco, bueno eso lo dejo para el que crea eso, a mi me cuesta creelo, no digo que no fuera así, a la razón del que lo lea lo dejo, bueno esta historia se cuenta, mas o menos, ademas como dije de lo que está documentado y las huellas que aún quedan.

    • Muchisimas gracias por la información. si me lo permites la añadiré a la página.
      Lo que me tiene un poco extrañada es el nombre del pueblo: “Colinas del Campo de Martín Moro Toledano”. Si Martín Moro fué derrotado, ¿porqué se le adjudica?, y tampoco me parece lógico que aparezca el nombre del perdedor …. Seguramente es de fácil interpretación, si puedes te agradeceré cualquier información. un saludo

  2. anonimo dijo:

    El nombre del pueblo es mucho antes que la famosa batalla de Campo, cuentan una historia, que no se si puede ser creída, es la siguiente: lucharon dos uno se llamaba Martín Moro y otro Martín Mauro ganó Martín Moro, y así fue el nombre, y no me enrollo mas hay mucho mas, si quieres que la explique otro día te lo cuento, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *